Importadora D&D S.A.S.

NUESTRA HISTORÍA

Si la vida se trata de elegir puntos de partida, el de Importadora D&D surgió hace poco más de dos décadas en Bogotá, justo con el cambio de milenio. Dos empresarios expertos en la venta de repuestos para automóviles sentaron las bases de un proyecto sólido que aún buscaba un horizonte claro.

Ese amanecer se consolidó en 2001 con la unión de una pareja emprendedora que despejó del camino cada duda y cada obstáculo para dar a conocer una idea, e incluso, una forma de vida: esa que indica que a las buenas personas, cuando siembran, todo les cuesta el doble, pero cuando cosechan, recogen lo mismo o más.

Veinte años después esa idea no ha cambiado, y con el esfuerzo, la entrega y más buenas personas de nuestro lado, la compañía creció al punto de constituirse como una gran empresa que integra a colaboradores y amigos que hoy conforman una familia. Un mismo bloque de individuos que se compacta para capotear las tormentas y estrecha lazos para hacer realidad la promesa de un mejor futuro.

Importadora D&D mantiene un auge constante de la mano de nuestros colaboradores y clientes. Sin ellos no habríamos podido mantener los estándares de calidad que nos caracterizan; es a ellos a quienes nos debemos y en quienes buscamos la motivación diaria para entregar mejores resultados.

Dada la creciente demanda en el mercado y con el ánimo de ampliar nuestro portafolio, constantemente estamos innovando con los mejores productos, satisfaciendo las necesidades del mercado automotriz. Actualmente importamos y comercializamos más de 3.000 referencias de autopartes para Mazda, Chevrolet, Renault, Luv, Daewoo, Hyundai, entre otros.

Nada de lo anterior sería posible sin un centro de operaciones adecuado. Por eso en 2011, poco después de cumplir el aniversario de la primera década, la compañía trasladó sus servicios a una nueva sede, la cual se convirtió en el centro neurálgico de una operación que llega a más de 30 ciudades del país e impacta a más de 800 clientes en todo el territorio nacional. Para el 2021, al cumplir dos decadas de trabajo, confiamos en ampliar nuestra infraestructura y renovarnos en esta nueva decada.

Más allá de las cifras, la compañía no olvida que unas buenas onzas de trabajo y otra dosis de impronta humana consolidan un cóctel de éxito empresarial. En esta Importadora lo sabemos y queremos más de eso porque, como dice la canción, en veinte años apenas se siente que es un soplo la vida y nosotros vamos por el viento entero.

WordPress PopUp Plugin